Acertijos fáciles pero confusos

Muchas veces, la dificultad de un acertijo no reside en su enunciado, ni en el planteamiento, ni en la respuesta. A veces, somos nosotros nuestros peores enemigos cuando damos por sentado alguna información, que luego resulta no ser verdad, o al menos ser inexacta.

A continuación, les presentamos una batería de acertijos fáciles, pero al mismo tiempo confusos, en los que se requiere leer con atención y utilizar nuestra facultad de pensamiento lateral, para encontrar la respuesta adecuada.

Acertijo 1:

Acertijo 1

En la puerta de la barbería aparece el siguiente cartel:

“Le afeito la barba a todas las personas de este pueblo que no se afeitan la barba por sí mismas. A los que no se afeitan solos, solo es afeito yo”

Según este cartel, y teniendo en cuenta que el barbero es vecino de ese pueblo, si fuera cierto… ¿Puede afeitarse a sí mismo?

Respuesta:

La respuesta no puede ser no, pero tampoco puede ser sí.

No es posible llegar a ninguna conclusión. Este acertijo es conocido como la paradoja del barbero.

Si el barbero no se afeita a sí mismo, entonces debe afeitarse a sí mismo.

Si el barbero sí se afeita a sí mismo, entonces es falso el cartel.

 


Acertijo 2:

Acertijo 2

El mago Merlín está preparando una poción mágica para poder volar. Para ello, necesita 4 litros exactos de agua del lago de las hadas.

El mago dispone de un caldero mágico grande en el que hay 10 litros de agua. Pero sólo dispone de dos jarras, una de 3 litros y otra de 5.

¿Cómo puede hacer el mago para conseguir sus 4 litros exactos?

Pista:

Prueba a llenar la de 5 y echarla sobre la de 3. 

 

Respuesta:

Llena la jarra de 5 completamente. Con esta jarra, llena la jarra y tres, y le sobran dos.

Ahora, vacía la jarra de tres, y mete los 2 litros que le quedaban.

Vuelve a llenar la jarra de cinco completamente, y la utiliza para llenar la jarra de tres. Solo le faltaba un litro para llenarla, por lo que consigue tener 4 litros en su jarra de 5.


 

Acertijo 3:

Acertijo 3

En un colegio, comienza el curso del primer día se presentan los profesores a los alumnos. Se trata de tres profesores, que citaremos por nombres en orden alfabético: el señor Alberto, el señor Benito y el señor Carlos.

Entre los tres profesores para impartir cinco asignaturas que son las siguientes: matemáticas, geografía, historia, francés e inglés.

1 – El señor Benito  no sabe cómo hacer raíces cuadradas.

2 – El señor Alberto, es el único profesor que se sabe el nombre de los montes y los ríos.

3 – Una asignatura puede ser enseñada por dos profesores, pero no por tres.

4 – Todos los profesores enseñan tres asignaturas

5 – El señor Carlos es bilingüe de inglés y francés.

¿Sabrías decir que asignaturas enseña cada profesor?

Pista:

Se recomienda anotar en un papel los tres nombres, e ir añadiendo las asignaturas que imparte cada uno. 

 

Respuesta:

Alberto enseña geografía, historia y matemáticas

Benito enseña francés, inglés e historia

Carlos enseña francés, inglés y matemáticas

Según el punto dos, el señor Alberto es el único que da clases de geografía. Según el punto uno, el señor Benito nos da clases de matemáticas, pero sabemos que tampoco da clases de geografía, por lo tanto, le quedan las 3 restantes, francés, inglés e historia.

Según el punto 5, Carlos es profesor de francés e inglés.

Ya tenemos a dos profesores que imparten francés e inglés, por lo tanto, según el punto 4, Alberto no enseña ni francés ni inglés.

El señor Carlos enseña francés e inglés y no enseña geografía, Solo puede ser que imparta clases de historia o matemáticas, pero como ya hay dos personas que enseñan historia, Carlos, enseña matemáticas.


Acertijo 4:

Acertijo 4

En la oficina del embajador, suena el teléfono y lo descuelga su secretaria:

  • Despacho del embajador, buenas tardes.
  • Buenas tardes, soy el señor Escrysis. ¿Está el embajador?
  • Lo siento, el señor embajador está reunido.
  • Dígale que he llamado, él ya sabe de qué se trata.
  • ¿Puede repetirme su nombre?, no lo he entendido
  • E de escoba, s de silueta, c de cresta, r de rodaballo…
  • Perdón ¿c de qué?
  • De cresta, y de yate, s de serpiente, i de ignorante, y s de serpiente otra vez.
  • Gracias señor.

El señor embajador, que realmente no estaba reunido, sino que escuchaba la conversación desde otro teléfono, le dice a su secretaria:

  • Durante esta conversación, ha ocurrido algo que no tiene mucho sentido.

¿Te has dado cuenta tú también?

Respuesta:

En la pregunta ¿C de qué? , la secretaría ya sabía que se trataba de la letra C, y no necesitaba preguntar por el resto de la palabra.


Acertijo 5:

Acertijo 5

¿Quién goza siempre de mala salud?

Respuesta:

El médico


Acertijo 6:

Un mendigo que estaba tirado en la acera observa cosas raras en un portal de su calle.

Llega un señor al portal, llama a la puerta, y abre una ventanilla el portero y le dice:

  • 18

El hombre le contesta:

  • 9

Y entonces, el portero le abre la puerta y el hombre sube arriba.

Más tarde, llega otro hombre, llama a la puerta y el portero le dice:

  • 14

Y el segundo hombre contesta:

  • 7

El mendigo cree que ya sabe cómo funciona la contraseña, y decide probar suerte. Llama a la puerta y cuando sale el portero, le dice:

  • 6

Y el mendigo contesta:

  • 3

El portero cierra, y no le deja pasar.

¿Por qué estaba mal la contraseña?

Respuesta:

La contraseña, no es la mitad del número que dice el portero, sino el número de letras que tiene…

Por lo tanto, la respuesta a 6, es 4.


Acertijo 7:

Acertijo 7

El comisario de la villa, cuando llega Navidad, decide dar una oportunidad a uno de los presos, elegido al azar, y propone un juego que será visto por todo el pueblo.

En una bolsa, meterá 9 bolas negras y 1 bola blanca. Si el preso, saca la bola blanca, quedará libre.

Sin embargo, la noche anterior, uno de los carceleros le informa al preso que el juego está trucado, y que en realidad hay 10 bolas negras.

Al día siguiente, el preso quedó libre.

¿Cómo lo hizo?

Respuesta:

El preso sabía que todas eran negras, así que al sacar una de ellas, en lugar de enseñarla, se la tragó rapidamente. Cuando todos querían saber de qué color era, la única forma de hacerlo era mirando el resto de bolas que quedaban en la bolsa.

Como todas eran negras, la que faltaba debía ser blanca, o la credibilidad del comisario quedaría en entredicho.


Acertijo 8:

Acertijo 8

Una mujer atractiva entra en un casino por primera vez en su vida, y se dirige al juego de la ruleta. Le pregunta a un hombre cómo debe apostar y el hombre le dice:

Ponga todo su dinero al número de su edad.

La mujer coloca todo el dinero en el número 29 mientras se acaricia el pelo…

El crupier lanza la bola, y cae en el número 36.

La mujer, sonríe, y se desmaya.

¿Por qué?

Respuesta:

La mujer por parecer más joven había mentido en su edad.

Tenía 36 años, pero hizo creer que tenía 29.


 

Acertijo 9:

Acertijo 9

Tenemos 100 monedas encima de la mesa. En concreto, 10 muestran la cara y 90 muestran la cruz.

Se mezclan todas, y nos tapan los ojos.

El reto consiste en formar dos grupos, que tengan el mismo número de caras. Puedes agarrar tantas monedas como quieras y girar las que quieras.

No se pueden dejar de canto.

¿Cómo lo harías?

Respuesta:

Basta con tomar un grupo de 10 monedas al azar y girarlas todas.

Si las 10 fueran cruces, tendríamos 10 caras en cada grupo.

Si fuesen 9 cruces y 1 cara, tendríamos 9 caras en cada grupo.

Así continuamente. Siempre se complementan, sin importar lo que tengamos.


Acertijo 10:

Acertijo 10

Un hombre celebra su cumpleaños invitando una cerveza a sus compañeros de trabajo. Uno de ellos, se le acerca y le pregunta:

  • ¿Y cuántos cumples?

El hombre le contesta:

  • Si multiplicas las dos cifras de mi edad, obtienes la mitad de mis años.

¿Cuántos años cumplía?

Respuesta:

36 años.

6 x 3 = 18


 

Acertijos fáciles pero confusos
4.2 (83.33%) 6 vote[s]

Leave a Reply